6 técnicas culinarias que debes aprender

6 técnicas culinarias que debes aprender

La cocina es como cualquier otra disciplina que, para ejecutarse con orden, es necesario contar con una serie de conocimientos que nos permitirán lograr el objetivo final. Por lo tanto, es conveniente familiarizarse con una serie de técnicas culinarias esenciales que debes aprender, ya que a la larga te permitirán comenzar tu camino en el mundo gastronómico.

Antes de comenzar, es importante mencionar que estas técnicas son un primer acercamiento hacia la cocina, puesto que te darán las herramientas para que puedas tratar los alimentos como corresponde, respetar aspectos vitales de higiene y seguridad, y mejorar tu eficiencia en los procesos.

Técnicas culinarias que debes aprender:

1. Antes de comenzar, tienes que tener todo en orden:

Probablemente hayas escuchado la expresión “mise en place”, la cual significa “todo en su lugar”, y se refiere puntualmente a que antes de ponerte manos a la obra, tienes que tener todo en orden para que puedas hacer las cosas debidamente. Esto aplica, incluso, cuando vas a cocinar para ti mismo.

El mise en place corresponde la etapa inicial cuando nos disponemos a cocinar. Implica también leer la receta y planificar el menú que vamos a preparar, el buscar los alimentos, limpiarlos, preparar los cuchillos, la tabla para picar y los demás instrumentos que necesitamos. De esa forma, el flujo de trabajo será más cómodo.

2. Hervir:

Para ya entrar en materia, el hervir es trata de una técnica de cocina bastante elemental, la cual consiste en la cocción de un alimento a través del agua hirviendo. Lo importante de esta técnica es que hay que aprender a observar muy bien el comportamiento de los alimentos cuando son expuestos a las altas temperaturas. En este caso, lo ideal es que luego de echarlos al agua, el hervor se reanude poco después.

3. Cocción a fuego lento:

Bien, tiene mucho que ver con el punto anterior porque el medio líquido -sea una sopa, crema o salsa- luego de romper el hervor, se debe bajar el fuego para que los alimentos que se vayan a integrar, se puedan cocinar sin mayores problemas. Hay que asegurarse que el punto de ebullición esté controlado y al mínimo.

Al respecto, hay que evitar en lo posible que la llama siga alta porque, de lo contrario, el líquido se secará demasiado rápido y el alimento que hemos añadido no se cocinará, a pesar de seguir las instrucciones de la receta. Por eso se hace necesario insistir que en la cocción de fuego lento, debe estar presente un constante y suave burbujeo.

4. Freír:

Se trata de una de las técnicas culinarias más populares que existen, puesto que permite la rápida cocción de casi cualquier alimento, además de añadir agradable sabor y textura. Sin embargo, para llegar en ese punto, también es necesario tomar en cuenta una serie de recomendaciones para lograr el éxito.

Entonces, ¿qué es lo esencial? Pues, contar con un recipiente amplio y con abundante aceite, el cual debe estar limpio y listo para usar. Además, no hay que freír gran cantidad de una vez porque bajará la temperatura del aceite, lo que afectará la cocción de los alimentos. Por último, no dejar que el dicho aceite se queme. Es mejor retirar y comenzar el proceso de nuevo.

5. Saltear:

A diferencia de la técnica anterior, el salteado no requiere de demasiado contenido graso para la cocción de alimentos, puesto que se trata de un método rápido y hasta más saludable. En este sentido, lo recomendable es contar con un tipo de sartén limpio y de paredes altas como el wok, el cual resulta perfecto para casos como este.

Si bien en términos generales se trata de un método sencillo y rápido, también tiene unos cuantos trucos que hay que considerar como, por ejemplo, los alimentos deben ser cortados más o menos del mismo tamaño para asegurar una cocción uniforme, y no hay que dejarlos demasiado tiempo para que estos tengan una textura al dente.

6. Cocción a la parrilla:

Es innegable el sabor particular que cobran los alimentos gracias a la cocción a la parrilla, sin embargo, se trata de una técnica de cuidado porque implica conocer las diferentes intensidades del fuego, así como los periodos de cocción de los alimentos. Lo más recomendable es tener paciencia y buen manejo de los tiempos para que puedas obtener el resultado que buscas.

El saber estas técnicas es apenas el primer paso para la obtención de productos deliciosos e inolvidables para tus comensales. Pero, si estás interesado en saber más sobre cómo puedes convertirte en un chef de renombre internacional, te recomendamos que descargues nuestra guía para que obtengas toda la información que necesitas.

CTA_Blog_850x350-V2

No olvides compartir este artículo!