¿Cómo maridar un vino con un tipo de plato o comida?

¿Cómo maridar un vino con un tipo de plato o comida?

Un plato puede volverse algo completamente especial y diferente cuando lo maridamos con una buena copa de vino. Eso lo sabe cualquier entusiasta y apasionado de la gastronomía. El poder encontrar el complemento adecuado será ideal para potenciar sabores, texturas y generar una experiencia inolvidable.

Eso sí, hay que tomar en cuenta que no se trata de algo demasiado sencillo. De hecho, es un aspecto que comprende un arte en sí mismo y que siempre es conveniente conocer para obtener excelentes resultados. ¿Quieres saber más al respecto? Entonces te invitamos a conocer más sobre cómo maridar un vino con un tipo de plato o comida.

Algunos aspectos a tomar en cuenta:

Siempre es importante considerar algunos aspectos para que la experiencia culinaria sea mucho más rica y satisfactoria:

-Es vital que se deba respetar el orden de los vinos según se nos presentan en la mesa.

-Si queremos lograr un buen maridaje, es esencial conocer cuáles son los ingredientes principales que integran el plato.

-Evitar tomar más de cuatro tipos de vinos durante la comida. De lo contrario, será difícil apreciar los matices de sabor y textura de cada preparación.

-En términos generales, hay que evitar tomar vino con alimentos de sabores fuertes como el vinagre, ajo, alcachofas y productos ahumados. Según expertos, también debería incluirse el chocolate, aunque para algunos chefs puede funcionar la relación entre el vino y chocolate, dependiendo de la preparación.

-Las épocas del año también influyen en la combinación de vino y comida. Por ejemplo, en las épocas más frías, las preparaciones suelen ser más copiosas y de sabores intensos, por lo que el vino tinto resulta un gran acompañante. Por el contrario, en estaciones más calientes y frescas, el vino blanco es ideal para las comidas.

como-maridar-un-vino-con-un-tipo-de-comida-o-platillo2

¿Cómo maridar un plato con un tipo de vino?:

A continuación presentaremos algunos ejemplos de maridaje que serán de gran ayuda a la hora de realizar un menú. Con esta información, tendrás incluso la oportunidad de experimentar con nuevos matices de sabor y textura:

-Vinos dulces y generosos: suelen servirse como aperitivo o después de cada comida. Algunos de ellos son el jerez y el oporto.

-Vinos tintos jóvenes: son perfectos para las carnes de ternera, aves y el cordero. También maridan bien con las pastas, vegetales y hasta paellas. Lo importante, es que estos tipos de tintos son de sabor suave, por lo que no compiten con el ingrediente principal del plato.

-Vinos blancos: ideales para preparaciones ligeras, sobre todo sopas, arroces, pescados y mariscos, así como carnes blancas. Cabe destacar que también complementan bien con los quesos, sobre todo aquellos de tipo graso y denso como el queso azul.

-Vinos rosados: de textura fresca y ligera. Van bien con las ensaladas, para platos orientales, antes de comer o para acompañar mientras se degustan algún bocado blando como tapas.

-Champaña y cava: según algunos expertos, se trata de una bebida que va perfectamente bien con cualquier tipo de comida, independientemente el momento del día. Así que no es de extrañarse que resulte un acompañante ideal para toda ocasión. Al final, es una especie de comodín.

-Vinos dulces: maridan bien con los postres y demás preparaciones dulces. Algunos de los más comunes son el moscatel, malvasía, oporto y madeira.

como-maridar-un-vino-con-un-tipo-de-comida-o-platillo

El maridaje entre el vino con los platillos requiere de un constante aprendizaje, el cual está involucrado el ensayo y el error. Quedará de tu parte hacer de la teoría una práctica para que encuentres las combinaciones ideales. Pero, si quieres prepararte aún más, te recomendamos descargar nuestra guía para que te conviertas en un chef de talla internacional.

CTA_Blog_850x350-V2

No olvides compartir este artículo!