Conoce un poco sobre la historia del champán

Conoce un poco sobre la historia del champán

También conocido como “champaña” o “champagne” es una bebida que denota lujo y que siempre está presente en eventos especiales, aunque muy pocos comensales y adeptos de la cocina conocen realmente la trayectoria del vino más popular del mundo. Es por ello que te contamos un poco cómo ha sido el recorrido de este maravilloso producto.

Un poco de contexto:

Se estima que, tras la caída del Imperio Romano, quedó una importante tradición vinícola en Francia. De hecho, y gracias al cristianismo, los monjes se convirtieron en los primeros productores de vino en la Europa Medieval.

Esto, con el tiempo, se tradujo en algo importante: dichos monjes se encargaban de analizar y probar las tierras para encontrar los mejores lugares para la producción de vino. Incluso, llevaban registros sobre de las parcelas y viñedos para tener un mejor control del producto final.

Posteriormente, la región francesa de Champagne se convirtió en el lugar en donde se coronarían a los reyes de la época, por lo que era usual que el vino que era producido allí pasara a ser una especie de referencia durante las celebraciones, tanto para los monarcas como para los miembros de la corte.

Si bien la popularidad de los vinos de Champagne era un hecho, el producto que conocemos hoy en día surgió prácticamente por accidente.

Conoce-un-poco-sobre-la-historia-del-champan (1)

 El descubrimiento:

Se estima que cerca del S.XII, en un monasterio ubicado en Hautvilliers, Champagne, ya se producían vinos tintos y blancos de mesa que no sólo eran utilizados en las misas, sino que también eran comercializados al público. Para ese momento, el encargado de la bodega fue el moje benedictino, Dom Pierre Pérignon.

Pérignon tenía la intención de elaborar un tipo de vino blanco por medio de la mezcla de varias uvas que usualmente eran destinadas para la producción de tintos. Por ello pasó un periodo importante en los procesos de experimentación para la obtención del producto final.

Según registros históricos, el monje evitó en lo posible la intervención de las pieles de las uvas –las cuales son responsables del color- y se preocupó de mezclar los mejores vinos de la región para obtener un resultado que fuera agradable al paladar y de mejor calidad.

No obstante, Pérignon notó un detalle importante: descubrió que, durante el invierno, el líquido presentaba pequeñas burbujas que, de acumularse en gran cantidad, podrían hacer explotar sus recipientes o disparar los tapones de los mismos.

Con el paso del tiempo, el monje continuó con las pruebas para la mejora de la producción del vino. De hecho, uno de los mayores retos fue el encontrar el mecanismo correcto para que las burbujas no se escapasen de la botella, las cuales producían un efecto agradable en la boca.

Conoce-un-poco-sobre-la-historia-del-champan

Más datos sobre el proceso:

En este punto, es importante mencionar algunos datos históricos que fueron importantes para la elaboración de este vino:

-Pérignon determinó que el corcho era el mejor sellador para propiciar la segunda fermentación del vino, sin que representara un peligro para el producto. Se estima que fue así cuando surgió el término “Champenoise”, el cual sirve para definir dicho proceso.  

-Se establecieron los primeros estándares de producción, tales como: la preservación del tipo de uva, el podado de los viñedos y la recolección de las uvas, la cual debía hacer durante temporadas frías para evitar los procesos de maceración que pudieran cambiar el sabor del vino.

-Aunque el monje Pérignon fue el artífice del champaña y también de la producción de otros tipos de vinos espumosos, en la historia también destaca la intervención de la viuda de Clicquot, una mujer que se preocupó por encontrar un método que pudiera eliminar los sedimentos que se encontraban presentes en el vino.

Gracias a esta motivación, a principios del S.XIX, la viuda inventó una mesa perforada para disponer las botellas de manera invertida, de manera que los restos quedaban dispuestos en el cuello y boca de la botella para que pudieran ser expulsados al momento del descorche. Con este método se obtiene un líquido limpio y de mejor sabor.

Asimismo, cabe destacar que, para la época, el champán ya era un vino de renombre internacional, y contaba con la promoción de productores importantes como Claude Moët y Florenz-Louis Heidsieck.

Conoce-un-poco-sobre-la-historia-del-champan (2)

En la actualidad, este producto cuenta con una denominación de origen controlada, el cual aplica para ciertos productos provenientes de varias zonas de Francia. En este caso, se deben cumplir los siguientes criterios para que el vino sea considerado como champán:

-Se ha elaborado con ingredientes que provienen del área geográfica determinada. Incluyendo elaboración y fermentación.

-El vino ha sido elaborado de manera tradicional.

-El vino cumple con una serie de características bien definidas, ya establecidas por la autoridad correspondiente.

Lo cierto es que el champán posee una de las historias más fascinantes del mundo de la gastronomía, ya que nos demuestra que detrás de un producto, hay trabajo y esmero para que traducen en calidad, sabor y tradición.

Si quieres saber más sobre lo que necesitas para convertirte en un profesional del más alto nivel, descarga el ebook que tenemos para ti. ¡Haz clic!

Condimentos para ser un Chef Internacional - Institut Paul Bocuse

No olvides compartir este artículo!